Blog de Vir Guillén

Lechuga infinita

En este nuevo post os traigo una actividad muy fácil, curiosa y recomendable. Se puede realizar con los más peques de la casa o simplemente por el placer de experimentar, cosa que los adultos deberíamos hacer más a menudo.

¿Cómo se puede convertir la basura en comida?

No, no os estoy proponiendo ninguna guarrada…

Se trata de conseguir rebrotar una lechuga después de haberla consumido… ¡¿CÓMO?!

¿Qué necesitamos para rebrotar mini lechugas?

  • El cogollo de una lechuga (eso que normalmente termina en el cubo de la basura tras hacer la ensalada)
  • Un recipiente con agua
  • Una maceta
  • Tierra

El procedimiento para nuestro experimento «lechuga infinita» es el siguiente:

1. Ponemos el cogollo de la lechuga en un recipiente con, aproximadamente, 1 cm de altura de agua. En la imagen veréis que yo le puse unos palillos para sujetarlo, pero no es necesario si se mantiene en pie.

Además, podemos hacerlo en algún recipiente reutilizado. Yo utilicé un envase que podría haber terminado en la basura pero al cual le damos un uso más antes de ser reciclado («reducir, reutilizar, reciclar…» vamos a quedarnos con esta frase para futuros posts).

Cogollos de lechuga día 0
Día 0

2. Ponemos el recipiente en una ventana o algún lugar en el que tenga luz, pero no le dé el sol directamente. Esperamos varios días, con cuidado de que no se agote el agua ni se enturbie demasiado. Si esto ocurre, cambiamos el agua.

Cogollo de lechuga día 3
Día 3

3. A los pocos días y con un poquito de suerte la lechuga empezará a hacer crecer sus hojas por el centro.

Cogollo de lechuga día 5
Día 5

4. Cuando las hojitas tengan un par de centímetros de alto, pasamos nuestro bebé lechuga a una maceta con un poco de tierra y ¡listo!

Cogollo de lechuga día 7
Día 7
Cogollo de lechuga día 10
Día 10

Tanto para los peques como para nosotros será toda una experiencia cuidar y ver crecer una plantita de algo que considerábamos basura y, además, ¡luego podremos volver a comérnosla!

Podéis hacerlo con varios cogollos a la vez para asegurar que funciona.

Bueno, pues hasta ahí la actividad que os propongo hoy. Si conseguís lechuguitas de nuevo… ¡animaos y comentad con un selfie lechuguil!

11 responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: