Blog de Vir Guillén

10 trucos para ahorrar energía con alegría en nuestro día a día

Mañana, 5 de marzo… ¡se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética y vamos a ahorrar energía!

Con esta excusa os traigo algunas cosillas que podemos hacer en nuestro día a día —sin herniarnos— para echar una mano al planeta y, hay que decirlo, a nuestro bolsillo ahorrando energía.

Como sé que sois supermáquinas en esto del ahorro, seguro que muchos de estos consejos ya los tenéis interiorizados. Pero, bueno, nunca está de más recordarlos y refrescar alguna de esas cosas que nos da pereza tomar por costumbre.

1. Desenchufa los aparatitos y no los dejes en Standby

Existe el llamado «consumo fantasma«, que es la energía que consumen los aparatos cuando no los estamos utilizando. Tenemos por costumbre dejar la televisión y otros aparatos con el típico piloto rojo del Standby apagándolos con el mando o no desenchufándolos. Este consumo inútil en ocasiones puede suponer hasta el 12 % de nuestra temida factura de la luz. Recuerda apagarlos por completo cuando no los uses.

¡Apágame!vía GIPHY

2. Temporiza termos y calentadores de agua

Un gasto continuo en nuestro hogar es el calentamiento del agua, en caso de no tener placas solares térmicas. Estos aparatos se encuentran trabajando todo el día para mantener el agua preparada a la temperatura exacta cuando la necesitemos. ¿Qué os parece la idea de temporizar su trabajo para que se encuentren preparados sólo cuando nos encontremos en casa?

Para tal fin existen, por unos eurillos (yo los he visto desde 5 €), unos temporizadores con enchufe que podemos utilizar tanto para los calentadores de agua como para otros aparatos.

Termo con temporizador
El temporizador se sitúa entre el enchufe y el termo interrumpiendo y conectando la corriente según lo programemos

3. Desconecta el cargador cuando no lo estés usando

Otra costumbre que nos cuesta mucho modificar es la de dejar enchufado el cargador del móvil cuando dejamos de cargarlo. Este es otro de los consumos fantasma que podemos evitar asociando el gesto de desconectar el móvil del cargador al de desconectarlo de la pared.

Cargador
Otra buena costumbre: no dejar conectados los cargadores por toda la casa

4. Cuida tu frigorífico

Otra gran medida para tener un hogar más eficiente energéticamente es vigilar nuestro frigorífico. Podemos acondicionar el termostato del frigorífico a su carga actual para ahorrar bastante electricidad.

Termostato del frigo
Si «entra un ratón y se estrella» en vuestro frigo, podemos bajar la potencia del frigorífico para evitar que trabaje en exceso

Además, mantenerlo limpio y aislado es importante para aprovechar al máximo la electricidad. Dale la vuelta de vez en cuando y evita la acumulación de tierra y polvo. Podemos elegir su localización en la casa en un lugar que no dé el sol directamente y esté bien aislado del calor. Otra buena medida es vigilar la acumulación de hielo en el congelador, que lo hace menos eficiente y gasta más energía.

Eres más feo que un frigorífico por detrás
Ya, ya sabemos que es feo por detrás… Pero mantenlo limpio, al menos

5. Vigilar escapes de temperatura en la casa

Bien en verano con el aire acondicionado, o bien en invierno con la calefacción; debemos revisar de vez en cuando puertas, ventanas y escapes. Una casa aislada aprovechará mejor la electricidad gastada en climatización.

Uy, ¡una ventana que arreglar!vía GIPHY

6. Aprovecha el calor al cocinar

Cuando estamos cocinando podemos aprovechar mejor el calor. Por ejemplo, podemos tapar el cazo cuando estamos esperando a que hierva el agua para acelerar el proceso. O también podemos apagar el horno 10 minutos antes de lo que nos sugiere la receta y que termine de cocinar con el calor residual.

En casa hacemos malabares para aprovechar el calor al cocinarvía GIPHY

7. Revisa la iluminación de casa

Lo más básico es aprovechar las maravillosas horas de sol y luz natural que tenemos en esta tierra, pero vamos a subir algo el nivel que esto lo tenéis ya controlado.

A veces nos encontramos con lámparas con 20 bombillas, cuando con 2 ó 3 sería suficiente. Quizás, podemos desenroscar alguna de ellas para evitar este derroche de electricidad. Otra buena idea es valorar la posibilidad de ir cambiando progresivamente las bombillas tradicionales por bombillas de LED. Éstas disminuyen drásticamente el gasto y se amortizan en pocos meses.

Bombilla
Vamos a desenchufar lo que no sea necesario

[5 marzo] Cristina nos da este genial consejo:

Utilizar luces con sensores que se encienden cuando pasas cerca y así evito encender luces por la noche o cuando esté amaneciendo.Y hacerlo todo con alegría y energía con lo cual voy cargada de más energía natural.

8. Lavavajillas y lavadoras

Dos gestos básicos en estos electrodomésticos tan cotidianos:

  • Utilízalos siempre con una carga completa para no desperdiciar luz y agua
  • Ajusta la temperatura a cada caso. Recuerda: 40 ºC mejor que 60 ºC

Podemos aprovechar los días buenos y tender la ropa mejor que usar la secadora.

[5 marzo] Ana nos cuenta:

Cuando vivía en Polonia todo el mundo usaba secadora en invierno, no me gustaba nada, y utilicé un tendedero adaptado para aprovechar el calor de los radiadores.

¿Por qué mi humano habrá puesto una lavadora casi vacía?vía GIPHY

9. Utiliza las persianas y cortinas adecuadamente

Sé que parece una tontería, pero podemos aprovechar al máximo el uso de estos elementos.

En invierno podemos utilizar cortinas largas para «abrigar» las ventanas, que es uno de los focos de escape de calor. Para ventilar las habitaciones, aprovecharemos las horas centrales del día en las que calienta más el solecito.

Por el contrario, en verano, debemos mantener las persianas y cortinas cerradas en las horas de más calor y abrirlas cuando refresca.

Procuraremos no hacernos un lío como Justin Peter Löwenbrau McFinnigan Griffin vía GIPHY

10. Apaga la pantalla en cada pausa

Por último, una de las grandes olvidadas en el ahorro: la pantalla. Suele ser el elemento que más electricidad necesita de nuestros ordenadores y dispositivos móviles.

Muy fácil: sólo tendremos que apagarlas cuando nos levantemos a tomar café o al aseo, así ahorraremos poquito a poco un montón de energía. Además, podemos bajar el brillo y activar el bloqueo automático en el móvil para que se apague la pantalla mientras no la estamos utilizando y ahorraremos batería.

¿Recordáis los míticos salvapantallas de los 90? Mejor, apagamos

Ale, aquí os dejo los 10 consejos para ahorrar electricidad y convertir nuestro hogar en un lugar eficiente.

¿Y tú? ¿Qué haces en tu día a día para ahorrar? ¡Deja tu idea en los comentarios y la incorporamos!

2 responses

  1. Utilizar luces con sensores que se encienden cuando pasas cerca y así evito encender luces por la noche o cuando esté amaneciendo.Y hacerlo todo con energía y energía con lo cual voy cargada de más energía natural.

  2. Cuando vivía en Polonia todo el mundo usaba secadora en invierno, no me gustaba nada, y utilicé un tendedero adaptado para aprovechar el calor de los radiadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: